La industria de la mensajería y paquetería está creciendo constantemente debido al internet, la publicidad en línea que ahora puede llegar a casi cualquier persona, y el incremento exponencial del comercio electrónico. Es debido a esto que las paquetería están teniendo políticas cada vez más estrictas para garantizar su buen servicio y así lograr estar a la par de las necesidades de ésta época. 

Uno de las principales políticas que cuidan más hoy en día son los sobrepesos, es decir, kilogramos extras a los declarados en el momento de la compra de tu envío.

Estos kilogramos extras pueden suceder de 2 maneras:

  1. Que el peso real del paquete sea mayor al peso declarado.
  2. Que las medidas del paquete sean mayores a las medidas declaradas, es decir, que el peso volumétrico sea mayor al declarado.

Para evitar ambas cosas es recomendable lo siguiente:

  1. Nunca poner medidas aleatorias aunque alguna de las 2 medidas de peso sea notablemente mayor la otra.
  2. Siempre redondear los puntos decimales, de peso y medidas, al número entero siguiente, es decir, 2.1 se redondea a 3, y 4.6 se redondea a 6.
  3. Usar herramientas adecuadas para pesar y medir los paquetes con precisión. 
  4. Estandarizar el tamaño de tus paquetes para que nunca tengas sobrepesos por mala medición de los lados de tu paquete.

¡Recuerda que el equipo de mienvío está siempre atento a tus dudas en nuestro chat en línea! 

¿Encontró su respuesta?