El mensajero puede negarse a recoger tu envío por dos motivos:

  1. Si considera que el embalaje no es el adecuado para que el paquete llegue al destinatario en perfecto estado.
  2. Si las medidas y el peso que has declarado no corresponden con las reales del paquete. En este caso, no se te podrá reembolsar el dinero.
¿Encontró su respuesta?